San Valentín en San Sebastián

¿Existe un mejor regalo que demostrar a tu pareja lo mucho que le quieres a través de un viaje romántico? Y si ese viaje lo planeas para escapar a un rincón de ensueño, es difícil de superar. Aprovechando que se acerca el 14 de febrero y que tendréis que pensar dónde disfrutarlo, hemos elaborado una lista de planes que os harán disfrutar una experiencia única para San Valentín en San Sebastián este 2018.

Y es que, si tenías ganas de volver a San Sebastián, ¿qué mejor manera que hacerlo acompañado de tu pareja para disfrutar de una escapada romántica en condiciones?

Para empezar el día como es debido es importante desayunar y alimentarse bien. Por eso, nuestro equipo de la Bistroteka tiene preparado un buffet de desayunos para todos nuestros clientes que le harían perder el juicio hasta al mismísimo Depardieu.

Pasear por el Río Urumea al comenzar el día, es uno de los planes más apetecibles para despertarse e ir entrando en calor a la hora de recorrer la ciudad. A mitad de camino nos topamos con Tabakalera, el Centro Internacional de Cultura Contemporánea, un lugar de visita obligatoria en el que poder disfrutar de diferentes exposiciones y enamorarse de las impresionantes vistas de su azotea.

Si seguimos por el Urumea, llegamos al Paseo de Francia (donde se encuentran la estación de autobuses y de tren), un romántico rincón que os hará sentir como los protagonistas de ‘Un paseo para recordar’ (2002). Un poco más adelante, llegamos al Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal, la construcción del arquitecto Rafael Moneo que decora uno de los ángulos de la conocida playa de La Zurriola. Esta playa es la preferida por los amantes del surf y por todos aquellos a los que les guste darse un paseo a cualquier hora del día. ¿Se os ocurre un plan más romántico que sentir la arena en los pies mientras camináis de la mano de vuestra pareja?

Después de pasear por esta zona de la capital guipuzcoana, la escapada romántica pide a gritos descubrir el encanto que esconde el Museo San Telmo. Esta joya arquitectónica incrustada en el Monte Urgull ofrece exposiciones temporales y permanentes que seguro enamorará vuestro lado más artístico.

Aprovechando que el Museo de la Sociedad Vasca está en uno de los laterales de la Parte Vieja, nos vemos en la obligación de pediros que hagáis una parada gastronómica y que dejéis que los pintxos del casco antiguo de la ciudad conquisten vuestros paladares. Disfrutar San Valentín en Donostia significa gozar a través de las barras de los bares y de los pequeños manjares que encontramos en cada una de ellas.

Paseo-playa

 

Tras la parada técnica para coger energías, toca seguir con el paseo romántico y visitar el puerto donostiarra, un lugar para los amantes del marisco y de todo lo relacionado con el mundo marítimo. Allí encontramos diferentes opciones para disfrutar de la escapada romántica el día de San Valentín, desde las vistas de la Bahía de la Concha, del alucinante Sagrado corazón, hasta el ambiente pesquero que enamora a cualquiera que se acerca a este rincón.
Asimismo, en plena bahía de La Concha se encuentra el Naútico donostiarra, otro de los edificios representativos de la ciudad con visita obligatoria. Después de apreciar este peculiar edificio que reproduce un barco atracado en el muelle, nos dirigimos a La Concha. Todos aquellos que visitan esta bahía sienten la necesidad de congelar el momento con una bonita foto de pareja en este marco incomparable y dejar claro el amor que sienten por Donostia y por su pareja, claro.

Después de haber recorrido algunos de los rincones únicos de la ciudad y para terminar esta escapada romántica en condiciones, es momento de dirigirse a un lugar en el que poder disfrutar, viajar y degustar en pareja a través del paladar. Y es que, la Bistroteka Astoria7 cuenta con una carta dinámica en la que los protagonistas principales son los materiales de calidad, las elaboraciones arriesgadas basadas en la cocina tradicional y los diversos guiños al Séptimo Arte.

Además, como broche final para culminar esta escapada romántica, tenemos una última recomendación antes de que subáis a vuestro dormitorio de cine. Y es que, el Cocktail Bar de Patxi Troitiño, situado en nuestro Hotel de Cine, cuenta con (casi) cualquier capricho que se os pueda ocurrir e incluso alguno que todavía no conocéis. ¿Se os ocurre un plan mejor que disfrutar en pareja de San Sebastián el día de San Valentín?

¡Os esperamos, tortolitos!