Carnaval en Donostia 2019

El carnaval es una festividad que se celebra por todo el mundo y que a pesar de contar con características diferentes en cada zona, todas ellas tienen algo en común: tanto a los más pequeños como a los más mayores nos gusta caracterizarnos de algún personaje de ficción o de la época. Y este ambiente festivo y distentido es, precisamente, lo que también tiene lugar durante varios días en el carnaval donostiarra.

Si bien es cierto que el carácter de su celebración ha ido variando a lo largo de la historia, el carnaval tal y como hoy lo conocemos podría ser una continuidad de los antiguos Saturnales o fiesta de invierno, importantes festividades romanas que se celebraban en honor al dios Saturno y en las cuales tenía lugar un banquete público bastante distendido con el posterior festejo e intercambio de regalos.

Esta celebración consigue crear en todos los pueblos y ciudades un ambiente espectacular, vistiendo sus calles con sus mejores galas para acoger multitud de desfiles, carrozas, y contagiando así el humor y la alegría a todos los asistentes a través de una auténtica festividad callejera llena de música y de color.

carnaval-san-sebastian
Canaval San Sebastián / Donostia 2019

¿Cuándo es Carnaval en Donostia?

Como viene siendo tradición, el carnaval donostiarra llenará, un año más, la ciudad de alegría y diversión. En esta ocasión, el Carnaval de San Sebastián tendrá lugar del 28 de febrero al 4 de marzo. En Donostia, las primeras referencias del carnaval se remontan a 1814 y, por aquel entonces, los grupos de estudiantes, los amigos y los gremios artesanos eran quienes se encargaban de constituir esta festividad. Unos cuantos años después, y ya situados en el año 1900, esta fiesta comenzó a ser un evento inolvidable debido a su espectacularidad, hasta el punto de ser incluso comparada con el Carnaval de Venecia. En 1924 esta conmemoración sufrió varios altibajos hasta convertirse, debido a la orden de prohibición del juego, en una festividad de carácter privado.

No es hasta 1978 cuando el Centro de Atracción y Turismo comienza a recuperar esta singular festividad. A partir de entonces, y gracias al apoyo de sociedades populares y grupos de tiempo libre, el Carnaval de San Sebastián comienza a recuperar el esplendor de antaño, llenando nuevamente de humor y alegría las calles de la ciudad. Un ambiente festivalero que es sin duda compartido por todos los donostiarras.

Uno de los iconos más característicos de esta festividad es el conocido Dios Momo (o en el caso de la edición de 2018, la Diosa Momo): figura central del Carnaval de San Sebastián que representa el desenfado y el humor, a quien se le entregan las llaves de la ciudad y que cada año es representado por una comparsa.

Esta figura despierta el entusiasmo de miles de personas que bailan al ritmo de las diferentes charangas y de un gran número de comparsas. Cada año, este desfile de color y extravagancia logra que los vecinos de los distintos barrios de la ciudad disfruten de esta fiesta vistiendo originales trajes y contemplando las coreografías de las tradicionales comparsas que llenan de fiesta a la capital guipuzcoana durante varios días.

Carnavales de Tolosa, los más populares de Euskadi

Asimismo, a poco más de media hora de San Sebastián, en el municipio guipuzcoano de Tolosa se celebran los carnavales más multitudinarios, famosos y mediáticos de todo Euskadi. Durante 6 días, las calles tolosarras se convierten en un auténtico espectáculo gracias a las carrozas, charangas, tamborradas y desfiles vistosos que conforman esta fiesta multitudinaria.
La fiesta comienza oficialmente con el txupinazo del “Jueves Gordo”, continuando con el conocido como “Viernes Flaco”, un espectáculo en el que participa buena parte del pueblo tolosarra. Mención especial merecen las Tamborradas (adulta e infantil) que recorren las calles del municipio el sábado, llenando las calles de un fantástico ambiente de diversión y alegría. El Carnaval de Tolosa concluye el domingo por la mañana cuando los tolosarras, nada más despertarse, recorren todos los rincones del municipio en pijama y en zapatillas de casa.

Ambos municipios guipuzcoanos cierran esta festividad con la actividad encargada de poner fin a varios días de diversión y alegría: el tradicional entierro de la sardina. Con este evento histórico se pone punto y final a la programación del Carnaval en Donostia 2018 y su tradicional forma de disfrutar mediante disfraces, bailes, buen humor, música y color en familia.

Desde nuestro hotel de cine en San Sebastián os animamos a que pongáis a punto vuestros disfraces y experimentéis en primera persona la alegría que nuestra ciudad vive durante el carnaval donostiarra. Y recordad lo que decía la cantante Celia Cruz: ¡Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando!

¡Os esperamos!

Autor: Hotel Astoria7