Besos de película: Los besos más famosos de la historia del cine

Aprovechando que febrero es el mes del amor y que el 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, hemos querido recopilar desde nuestro Hotel de Cine los mejores besos que nos ha regalado el Séptimo Arte. Y es que, a lo largo de la historia cinematográfica, muchísimos besos nos han erizado la piel. Los hemos visto apasionados, con lluvia, a escondidas o incluso bailando pero todos ellos han conseguido transmitirnos una química indescriptible con esta maravillosa muestra de amor.

¿Con cuál os quedáis?

Si pensamos en un momento romántico o en un apasionado beso de película en el cine, es imposible no pensar en una de las escenas de Casablanca (1946), del director Michael Curtiz. Los protagonistas Humphrey Bogart e Ingrid Bergman nos transmiten el amor y la pasión cuando se funden en un profundo beso que consigue reavivar un viejo amor del pasado. A pesar del ‘feeling’ que demostraron tener los protagonistas de este exitoso film estadounidense, se dice que los actores principales no tenían una relación muy estrecha en la vida real.

El gran director Alfred Hitchcock consigue atraparnos con la historia de Cary Grant y Grace Kelly en ‘Atrapa a un ladrón’ (1955). Este thriller romántico logra mantenernos intrigados y expectantes ante los diferentes robos y atracos que suceden pero sin duda, con lo que nos quedamos de esta joya de Hitchcock es con el beso que se dan los protagonistas ante un fondo de fuegos artificiales y que denota que los sentimientos están al rojo vivo.

Seguro que si os decimos que en ‘Desayuno con diamantes’ (1961) también consideramos que se esconde uno de los mejores besos de la historia del cine, sabéis a cuál nos referimos. Y es que, el beso apasionado que se dan Audrey Hepburn y George Peppard bajo la lluvia es un momento único que conquista absolutamente todos los corazones y no podía faltar en esta lista. ¿A vosotros también os viene ahora mismo a la cabeza ‘Moon River’, la canción que cantaba la protagonista desde su ventana?

Dicen que el roce hace el cariño y si no, que se lo digan a los protagonistas Jennifer Grey y Patrick Swayze en ‘Dirty Dancing’ (1987). Este musical de Emile Ardolino consigue que a través del baile, el profesor y la protagonista se sientan absolutamente atraídos el uno por el otro a pesar de sus diferencias. Nos encanta la pasión que desprenden en una de las escenas más calientes del film en la que se funden en un beso totalmente pasional.

Si hablamos de amor, de diferencias y de pasión, tenemos que hablar de Richard Gere y de Julia Roberts en ‘Pretty Woman‘ (1990). Y es que, esta conocidísima comedia romántica que cuenta con estos actores de cine nos vuelve locos a todos. Sin duda, la escena que consigue erizar la piel es esa en la que el protagonista sale de su limusina y sube corriendo las escaleras de casa de Julia Roberts y le besa apasionadamente.

Otro clásico que nos conquistó a todos y nos dejó helados frente al televisor (y no solo por el iceberg que se les venía encima), es la increíble obra maestra de 1997 ‘Titanic’. Kate Winslet y Leonardo DiCaprio protagonizan una de las mejores historias de amor dentro del mundo cinematográfico y por tanto, uno de los besos más apasionantes y profundos que jamás hemos visto en la gran pantalla.

Asimismo, conocemos otra escena que forma parte de un clásico del cine y que consigue llenar de pasión nuestro salón. En el film ‘Ghost: Más allá del amor’ (1990), Patrick Swayze y Demi Moore protagonizan una de las secuencias más ardientes del Séptimo Arte. Sabéis a cuál nos referimos, ¿verdad? ¿Quién hubiese podido terminar con la vasija que estaba moldeando la protagonista?

Otra característica escena en la que el beso y el cariño son los protagonistas es la de Macaulay Culkin y Dan Aykroyd en ‘Mi Chica’ (1991). Estos jóvenes inexpertos nos transmiten el amor puro que sienten en la escena en la que prueban a darse besos en los brazos hasta que terminan besándose en los labios con los ojos cerrados.

El director Sam Raimi consigue transmitirnos la fuerza del amor a través de la historia de los protagonistas Tobey Maguire y Kirsten Dunst en el film ‘Spiderman’ (2002). Esta obra de superhéroes nos regala un beso del revés entre los protagonistas que todos desearíamos disfrutar bajo la lluvia. No todos los días te besa un superhéroe, ¿no?

Uno de los romances cinematográficos que cambió la historia del Séptimo Arte y nos dio un vuelco a todos fue la relación entre Ryan Gosling y Rachel McAdams en ‘El diario de Noa’ (2004). La historia que viven estos dos artistas es de esas que te ponen el vello de punta. Sobre todo cuando nos regalan el beso bajo la lluvia que ha hecho historia.

Brokeback Mountain’ (2005) muestra la historia de amor de dos vaqueros en la que los protagonistas, Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, nos regalan un romance único. El amor entre estos dos hombres, aunque poco habitual en el cine, es una de las escenas más maravillosas del Séptimo Arte.

Y aunque nos encantaría hacer una lista interminable de los mejores momentos románticos del Séptimo Arte, nos vemos en la obligación de ir cerrando esta enumeración para dejaros con un buen sabor de boca. Eso sí, no podemos despedirnos sin hablaros de otro clásico momentazo. Y es que, el director Woody Allen se las ingenió muy bien para transmitirnos la química que sentían los protagonistas de ‘Match point’ (2005), Jonathan Rhys Meyers y Scarlett Johansson, mientras se fundían en un maravilloso beso bajo la lluvia en pleno campo. Parece que lo de demostrar los sentimientos con un buen chaparrón, se lleva mucho en el cine, ¿no?

 

Foto de portada de dailymotion